• El foro de relojes de habla hispana con más tráfico de la Red, donde un reloj es algo más que un objeto que da la hora. Relojes Especiales es el punto de referencia para hablar de relojes de todas las marcas, desde Rolex hasta Seiko, alta relojería, relojes de pulsera y de bolsillo, relojería gruesa y vintages, pero también de estilográficas. Además, disponemos de un foro de compraventa donde podrás encontrar el reloj que buscas al mejor precio. Para poder participar tendrás que registrarte.

    Por favor, antes echa un vistazo a la
    Información Básica sobre Protección de Datos

10,3 millones de euros por un Ferrari Testarossa.

Estado
Hilo cerrado
mmg2

mmg2

Habitual
Sin verificar
Un Ferrari Testarossa bate todos los récords en subasta: 10,3 millones de euros.

ferrari-testarossa-gooding-2011-1.jpg


Casi 1.700 millones de las antiguas pesetas – suficiente para comprarse unos 17 grandes pisos en el centro de Madrid – es lo que un comprador anómimo ha pagado por el primer Ferrari Testa Rossa jamás producido. Esta unidad exclusiva de 1957 ha batido todos los récords de subastas automovilísticas para Ferrari, pero ha habido coches por los que se ha pagado aún más dinero, como el Bugatti Type 57 SC que Gooding&Co. vendió el año pasado por unos mareantes 30 millones de dólares.

Esta escandalosa cifra de dinero – casi 15 millones de dólares – se debe a que el Testa Rossa fue un prototipo, la primera unidad construida de una saga de 22 vehículos de competición, con los clásicos guardabarros en forma de pontón. Como sus hermanos, monta el motor Tipo 128 LM SOHC, un V12 de tres litros de cilindrada con 300 CV, acoplado a una caja de cambios manual de 4 relaciones. Un detalle curioso es que en la época, estos coches tan avanzado aún montaban frenos de tambor en lugar de discos.

ferrari-testarossa-gooding-2011-2.jpg


El palmarés del primer Ferrari Testa Rossa no es especialmente destacable. El coche debutó en los 1.000 km de Nürburgring, las 12 Horas de Sebring o Grandes Premios en Sudamérica. Nunca consiguió una victoria en competición, pero sí varios podios. En 1958 compitió en las 24 Horas de Le Mans como parte del equipo oficial de Ferrari, carrera que no llegó a terminar por una avería. Posteriormente, fue estrella de muchos shows automovilísticos de todo el mundo, como el propio Pebble Beach Concours d’Elegance.

Un afortunado millonario se lo lleva a casa por más de diez millones de euros, exactamente no los 10,3 millones del título, porque hay que sumar las tasas y la comisión de la casa de subastas. Once millones y cuatrocientos mil euros ha sido el montante final del Ferrari más caro jamás subastado. Creo que más que un coche deberíamos ver a este 250 TR como una inversión que tenderá a revalorizarse… a no ser que haya una burbuja de inversiones en bienes de lujo y su precio esté realmente exagerado.

Fuente:
lostimage.jpg

En Diariomotor.
 
Estado
Hilo cerrado
Arriba Pie